domingo, 7 de agosto de 2011

SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO: LOS CAMBIOS EN EL MUNDO DEL TRABAJO Y LAS NUEVAS COMPETENCIAS DE LOS TRABAJADORES.


SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO: LOS CAMBIOS EN EL MUNDO DEL TRABAJO Y LAS NUEVAS COMPETENCIAS DE LOS TRABAJADORES

INTRODUCCIÓN. ¿EXISTE UNA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO? CAMBIOS INNOVACIONES Y CRISIS.

La creciente incorporación de la producción  empresarial a la dinámica global de intercambios económicos y tecnológicos introdujo enormes transformaciones continentales, nacionales y locales, en los campos tecnológico, institucional, organizacional, individual y social, siendo los principales: la introducción de nuevas tecnologías de información y comunicación, el surgimiento de nuevas instituciones regulatorias en diferentes sectores de la estructura orgánica de los países  principalmente el sector económico, nuevas tendencias administrativas, y mano de obra (trabajadores) cada vez más reflexiva y calificada.

Todos estos cambios han llevado a debatir si se trata de una noción de innovación o de crisis,  sin embargo en la actualidad y de acuerdo  a Lesemann nos encontramos en presencia de un conjunto de fenómenos  sociales que interactúan los unos con los otros, llevando entre sí una globalización creciente de intercambios económicos y culturales; así como de la transformación del trabajo, su significado y estatus.

Se considera al neoliberalismo como el origen negativo de los cambios económicos y sociales, al igual que a la tecnología como la fuerza impersonal que da origen a la evolución de las sociedades, y a la economía como primera referencia de las transformaciones, sin embargo la sociedad presenta a ciertos cambios, una ideología más a favor  que resistencia a ellos.

ENTONCES, ¿DE QUÉ SE TRATA LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO?

Dos décadas atrás surge un el campo científico y político el término “sociedad del conocimiento”, lo que indica que en todas partes de la sociedad se producen cambios de tipo científicos, tecnológicos, epistemológicos, éticos, etc.,  que afectan las capacidades de conocer y descubrir las nuevas realidades.

Bajo los criterios anteriores de descubrir nuevas realidades de acuerdo a la capacidad humana del hombre surge el desarrollo de las siguientes conciencias:

·         Una conciencia de interdependencia.
·         Una conciencia del nuevo gran poder del hombre para encarar la naturaleza y de su capacidad para descubrir más que destruir.
·         Una conciencia  de la necesidad de redefinir las reglas colectivas  del vivir en sociedad.

La sociedad del conocimiento  es un hecho universal reconocido que sugiere que los cambios fundamentales en todas las áreas de la actividad humana y de los componentes humanos se han producido  de modo más universal, concentrado y rápido  que en tiempos precedentes. Siendo el  cambio  un valor constitutivo  de los modos de vida  individuales y colectivos.

LOS CAMBIOS EN EL MUNDO DEL TRABAJO

Las sociedades asalariadas  son aquellas sociedades industrializadas con posteridad a la segunda guerra mundial, caracterizadas por un ambiente dominante y particular de empleo, donde el empleo asalariado es sobre una base regular, de tiempo completo, enmarcado por un contrato laboral, con duración indeterminada y sobre todo con características tales como posibilidades de carrera, movilidad ascendente, acceso a derechos colectivos, protección social y empresarial. A esta época del empleo asalariado se le considera época de oro, y va de 1945 a 1975, también se le denominada la treintena gloriosa.

En los años setenta la mujer se incorpora al mercado laboral,  y el trabajo se convierte en el principal factor  de construcción de las identidades individuales y colectivas, llegando a ser un factor de socialización, que proporciona  una protección contra los riesgos de la vida, un medio de pertenencia y estatus social.
Dos factores importantes para el desarrollo de la sociedad asalariada son el pleno empleo y el desarrollo  de un Estado que pone en lugar la seguridad social, este desarrollo implementa una nueva forma de trabajo que en la actualidad es la base de una sociedad del conocimiento donde todo individuo cada día busca un nuevo estatus de superación y bienestar, lo que le permite mejorar y desarrollar competencia en sus trabajo.

LA SOCIEDAD DEL EMPLEO ATÍPICO Y DEL TRABAJADOR “REFLEXIVO”

Los cambios actuales en las formas de trabajo representan nuevas formas de trabajo, denominadas atípicas, mismas que contemplan todo lo contrario a la sociedad asalariada, pero sobre todo toman en cuenta los regímenes de la seguridad social,  las realidades (modelos) familiares, las edades (tomando en cuenta la juventud como formación, y la vejez como jubilación inactiva), los sexos (mujeres y madres de familia incorporadas el mundo laboral).

Surge un trabajador “nuevo”, denominado de la sociedad reflexiva. Este trabajador se  reencuentra en el centro de análisis puesto que es el productor del sentido de su trabajo, de sus estrategias de acción, dentro de un ambiente institucional y organizacional que estructura su campo  de posibilidades, pero que también le permite expandir sus iniciativas y su libertad.

 De  las nuevas formas de trabajo, se originan las nuevas formas de producción que Boltanski y Chiappello dividen en cuatro mundos:

·         El mundo comercial
·         El mundo interpersonal
·         El mundo inmaterial
·         El mundo industrial

En la sociedad del conocimiento existen cada vez más trabajadores calificados y competentes, dentro del marco de las organizaciones de producción donde prevalecen los conocimientos especializados y dedicados a la fuente de innovaciones.
UN NUEVO PAPEL PARA EL ESTADO

Todo cambio de la estructura  cultural representa la mayoría de las veces una fuente de problemas para los individuos que las enfrentan, el papel del Estado también denominado agente de acción colectiva, es determinante en tanto que puede  permitir o no a una sociedad determinada llevar a cabo sus transiciones en condiciones relativamente  aceptables y equitativas, o por el contrario, desiguales y de exclusión  para los ciudadanos. El Estado desempeña ante los cambios que se presentan a diario en la sociedad en cualquiera de sus rubros,  un papel de compensación y protección, o bien de promoción y anticipación.

Un Estado socio es un Estado inscrito activamente en el proceso de la globalización económica, política y cultural, llamado a desempeñar un papel  en el proceso de gobernabilidad sobre una base territorial, que implica mantener la competitividad de la sociedad en colaboración de empresas, sindicatos, instituciones, grupos de intereses, universidades etc. A si mismo  crea sinergias nacionales, regionales e internacionales entre quienes ostentan los capitales, y al mismo tiempo fundamente los programas de seguridad social, educación entre otros (Estado Providencia),  para contribuir a establecer una nueva racionalidad de competitividad de la economía nacional en el marco de la economía globalizada.

El estado debe verse preocupado por incrementar la competitividad de la economía a través del aumento del empleo en cantidad y calidad de este mismo.

EL EMPLEO EN UNA ENCRUCIJADA: ¿HACIA LA PRECARIEDAD, LA ECONOMÍA SOCIAL O LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO?

La sociedad de la precariedad representa las consecuencias de la decadencia de la industria, donde se caracteriza el incremento de  trabajadores calificados, técnicos o ingenieros con empleos precarios, que aumentan constantemente.

En América Latina el crecimiento acelerado del sector informal implica un conjunto de actividades diferentes a la economía formal, que provocan cierta cohesión de la cual destaca la diferencia entre las condiciones de empleo que indican que el sector formal ofrece mejores condiciones.

LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO Y LA REFERENCIA OBLIGADA A LA SOCIEDAD INDUSTRIALIZADA

Hace treinta años se declaro el agotamiento de la sociedad fundada en el trabajo industrial asalariado, delimitado por las organizaciones de trabajadores y por un estado protector. La salida de una sociedad industrial y de las instituciones que la consagraron es la postura mas utilizada para hablar de la sociedad del conocimiento, sociedad postindustrial  o programada.

Es denominada sociedad programada  aquella donde la producción y difusión masiva de los bienes culturales ocupan el lugar principal que había correspondido  a los bienes materiales en la sociedad industrial, en la sociedad programada el poder de administrar consiste  en prever y modificar las opiniones, las actitudes, los comportamientos, en moldear la personalidad y la cultura y entrar directamente en el mundo de los valores (Touraine, 1992).

LAS TRANSFORMACIONES GLOBALES E INTERDEPENDIENTES HACIA UNA NUEVA DIFERENCIACIÓN SOCIAL
 
Existe  una multiplicidad de transformaciones, todas interdependientes independientes al ámbito del trabajo de su organización, de sus trabajo,  de el estatus cultural de la sociedad,  de la influencia de la tecnología,  de las comunicaciones, de la información, de la internalización de la producción que incita a la globalización de la economía y la liberalización  de intercambios entre las relaciones de los individuos.

La insistencia de la diversidad  de estas transformaciones, hace más compleja una representación con  frecuencia dominante  de la sociedad del conocimiento y que se enmarca por la influencia de los trabajadores, que acreditan oposiciones a la oferta y a la demanda.

 Reich propone una tipología de empleos de la economía del conocimiento:

·         El grupo de los competitivos
·         El grupo de los precarios
·         El grupo de los protegidos
·         El grupo de los excluidos


  REFLEXIÓN

Considero que la sociedad del conocimiento implica una serie de competencias a desarrollar y aplicar sobre todo en el mundo laboral, que conduzcan a los individuos, organizaciones, empresas e incluso a un país,  hacia el logro de sus objetivos cubriendo las expectativas y estándares establecidos para lograr sus fines.

En la actualidad todas las innovaciones en todos los ámbitos, sobre todo el tecnológico, representan un gran avance para la sociedad, lo implica mayor comodidad, bienestar, seguridad, tranquilidad, éxito e incluso desarrollo y crecimiento en aspectos económicos, políticos, sociales, culturales, etc., sin embargo pienso, que la sociedad del conocimiento implica mucho más , pues en un mundo tan globalizado, donde los cambios son constantes y  llenos de incertidumbre, es necesario incentivar el conocimiento, para que a través de este se logren cosas importantes tales como resolver problemas, innovar, trazar un futuro lleno de ambiciones, mejorar, y así erradicar los factores que hasta el día de ahora han sido motivo de atraso social.

El desarrollo de competencias de los trabajadores en este sentido, es el aspecto más importante, ya que hoy en día las empresas y/u organizaciones requieren de personal reflexivo y calificado para desempeñar sus funciones, pero sobre todo para asegurar el crecimiento de la empresa y logro de sus objetivos. Es por este motivo que la sociedad del conocimiento del siglo XXI  nos debe llevar a romper paradigmas, y más que en crisis nos debe conducir hacia la innovación de una nueva forma de vida, que beneficie a las sociedades en su totalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada